Estadísticas alarmantes nos muestran la condición de la niñez en el mundo | Rebeca Segebre l Autora - Conferencista & Defensora de los huérfanos
   

Estadísticas alarmantes nos muestran la condición de la niñez en el mundo

Existen estadísticas alarmantes que hablan de la condición de la niñez desamparada en el mundo. Esta es una compilación de ellas:

• Se estima que 153 millones de niños en todo el mundo, que van desde bebés hasta adolescentes, han perdido a uno o ambos padres. (UNICEF).
• El VIH / SIDA ha dejado huérfanos a 17,9 millones de niños, la mayoría de ellos en África y el sudeste de Asia (UNICEF).
• Más de mil millones de niños sufren de al menos una forma de privación severa de las necesidades básicas como el agua, los alimentos y la higiene (SOS).
• 67 millones de niños en edad escolar primaria no van a la escuela (UNESCO).
• Los niños sufren de violencia doméstica en todas partes. En todos los continentes, las familias denuncian la violencia doméstica contra los niños a tasas que van de 20 a 60% (UNICEF).

La primera cifra de esta lista nos habla de los niños que son considerados huérfanos, 153 millones de ellos, según la UNISEF. Estos niños están en pobreza, con riesgos de problemas de salud, abandono y abuso. Son los huérfanos de nuestro mundo. Y tú te preguntaras, ¿cómo los niños llegan a ser huérfanos? , ¿Qué es lo que significa ser un huérfano en nuestra época? , y ¿qué problemas sociales, llevaron a estos niños a que se quedaron huérfanos?

Para muchos de nosotros, la definición de un niño huérfano es aquel que ha perdido a ambos padres, Sin embargo, muchos organismos internacionales reconocen como niños huérfanos a los que han perdido a uno o ambos padres. Muchos huérfanos viven con los abuelos, tías o tíos u otros miembros de la familia. Así que, los huérfanos no son necesariamente los niños que están en necesidad de una vivienda.
¿Cómo se convierte un niño en huérfano?
Hay mil maneras en que los niños pueden perder uno o ambos padres, algunas de los razones más comunes son los niños refugiados de guerras, los niños que quedan huérfanos debido a la pobreza o abandono, problemas familiares, o aislamiento social debido a los desastres naturales y conflictos que obligan a los niños y las familias salir de sus hogares.

La mayoría de los niños huérfanos, a los que yo personalmente he conocido, ayudado, acogido o adoptado, se encuentran en esta situación debido a la pobreza o el SIDA.

Muchos niños que están en riesgo y que son considerados “huérfanos” llegan a este estado porque crecen en condiciones de pobreza extrema. La pobreza es a menudo cíclica, ya que un niño nacido en la pobreza será una víctima probable de la desnutrición, enfermedad, tal vez no podrá ir a la escuela y sus hijos nacerán en la pobreza, y así, el ciclo continúa.

La pobreza también puede conducir a lo que se le llama “huérfanos sociales”. Esos son los niños que no necesariamente han perdido a uno o ambos padres, pero cuyos padres no pueden hacerse cargo de ellos. De acuerdo a la UNICEF, el 70 por ciento de los niños de Moldavia que viven en orfanatos, son huérfanos sociales.

Los niños cuyos padres han muerto de SIDA pueden ser rechazados en las escuelas u otros lugares públicos por temor a que ellos también tengan la enfermedad, esto es un malentendido fundamental de cómo se transmite el virus del SIDA

Lo triste es que cuando los niños crecen en situaciones como estas, son vulnerables, y hay muchos destinos fatales que pueden acontecerles. Entre los más frecuentes, están, los llamados “niños soldados”, el tráfico de niños, la prostitución infantil y el matrimonio en la edad de la infancia.

La situación de los huérfanos en todo el mundo es causada por una combinación de problemas enormes ya sea por epidemias, guerra, desastres naturales, abandono, la pobreza, la enfermedad y el estigma social, entre muchos otros. Teniendo en cuenta que incluso llegar a una definición universal de un “huérfano ” es difícil de lograr, nos queda claro que NO hay dos historias de niños que han quedado huérfanos, que sean iguales. Y esto lo digo con un sentido personal, ya que mis dos hijos fueron adoptados al mismo tiempo en el mismo país, pero de dos familias biológicas diferentes y por consiguiente, fueron colocados en una institución para huérfanos debido a dos problemas sociales totalmente diferentes. Dicho esto, entendemos que la meta verdadera para todos los que tratamos de ayudar a estos niños que aun son “huérfanos”, es brindarles apoyo, educación y protección. Esto es, darles sobre todas las cosas, lo que todo niño necesita: Amor.

Mientras que leer este articulo puede causarte el sentirte abrumado, mi intención es que recordemos los hechos, conozcamos los datos, pero aun mas que esto, seamos conscientes que, cada uno de nosotros tenemos algo que podemos aportar, que nace del AMOR que tenemos en nuestro corazón y que se puede hacer práctico al utilizar nuestros talentos y habilidades para la erradicación de la pobreza absoluta y la niñez desamparada.

Comentarios

comentarios