Warning: include_once(widgets/relate_posts_widget.php) [function.include-once]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/24/8017424/html/rebecasegebre/wp-content/themes/satellite/functions.php on line 36

Warning: include_once() [function.include]: Failed opening 'widgets/relate_posts_widget.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/24/8017424/html/rebecasegebre/wp-content/themes/satellite/functions.php on line 36
Dolce&Gabbana: "Los niños necesitan un papá y una mamá" | Rebeca Segebre l Autora - Conferencista & Defensora de los huérfanos
   

Dolce&Gabbana: “Los niños necesitan un papá y una mamá”

En una entrevista a la revista Panorama, los dos estilistas – gays reconocidos – defienden la familia “de siempre”

Los creadores de la firma Dolce & Gabbana declaran: “decimos no a las adopciones gays”

Los famosos modistas italianos hablan sobre sus opiniones personales sobre la adopción en una entrevista para la revista Panorama en la cual aparecen en la caratula con una defensa apasionada de la familia tradicional diciendo: “no hay cabida para las adopciones gays, los niños sintéticos y el semen elegido de un catálogo.

Estas son sus declaraciones:

“¿La familia tradicional? Una moda que no pasa”.

“Nosotros, pareja gay, decimos no a las adopciones gay. Basta de hijos de la química y de los úteros en alquiler. Los hijos deben tener un padre y una madre”

En la entrevista a la revista Panorama, los diseñadores señalan firmemente que gran parte de su éxito se lo deben a su familia, una familia tradicional, como ellos creen que debe ser.

“La familia no es una moda pasajera. En ella hay un sentido de pertenencia sobrenatural”, expone Stefano Gabbana.

Revista panorama

“No hemos inventado nosotros la familia. La ha convertido en un icono la Sagrada familia. Y no es cuestión de religión o estado social, no hay vuelta de hoja: tú naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así. Por eso no me convencen los que yo llamo hijos de la química, niños sintéticos. Úteros en alquiler, semen elegido de un catálogo. Y luego vete a explicar a estos niños quién es la madre. Procrear debe ser un acto de amor. Hoy ni siquiera los psiquiatras están listos para afrontar los efectos de estas experimentaciones”, nos dice Domenico Dolce.

 

“Es como en Il Gattopardo (El Gatopardo), la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, todo debe cambiar para que todo siga igual. Las familias de entonces y las de hoy son las mismas, las jóvenes modelos son con sus hijos exactamente como lo fueron sus madres, las mismas tensiones, los problemas siempre los mismos […] con los mismos miedos y las mismas angustias”. dice Gabbana, explicando la aguante de la familia a travez de la historia.

 

Creo que la afirmación que más me gusta de la pareja es la siguiente: “Soy gay, no puedo tener hijos. Creo que no se puede tener todo en la vida. Es también bello privarse de algo. La vida tiene un recorrido natural, hay cosas que no se deben modificar. Una de ellas es la familia”.

 

Me gusta esta afirmación, porque es lo que yo personalmente he aprendido en la vida: que no se puede tener todo en la vida, no al mismo tiempo. Escoger una cosa, te priva de otra, pero el hecho de escoger es lo que te empodera y no te deja caer en la trampa de la auto compasión. Tú elegiste y sabías lo que tu elección representa. No intentes decidir algo y luego quitarle el derecho a otro para tu sentirte “completo” o buscar lo que “te hace falta”

 

“¿La familia tradicional? Una moda que no pasa”.

También estoy de acuerdo con su postura respecto al matrimonio, a todo tipo de matrimonio, lo cual ellos consideran “una payasada”:

“Yo he estado casado veinte años y nunca he firmado un contrato. No es necesario para mí firmar un contrato para ser fiel. No hace falta ir a la alcaldía, intercambiarse anillos. Sí, si quieres hacer una gran fiesta, hazla, pero el matrimonio gay es una especie de caricatura”, aunque según él, “también el matrimonio tradicional, bien mirado, es una caricatura”.

 

“Muchos van a la iglesia se casan y piden la bendición de Dios, pasan 20 años casados y creen que porque pidieron la bendición de Dios veinte años atrás, Dios bendice todo lo que pasa dentro de esa unión. Es por eso que mujeres aguantan maltrato de sus esposos hacia ellas y sus hijos, faltas de respeto, humillaciones que van contra su dignidad, porque tienen en el papel firmado un amuleto de bendición. Este pensamiento no es correcto.” Rebeca Segebre

 

Comentarios

comentarios